PERDÓN DE INADMISIBILIDAD

En general, el perdón de inadmisibilidad esta destinado a los cónyuges e hijos de ciudadanos estadounidenses y residentes legales permanentes. 

Cuando se trata de un ajuste de estatus, si se determina que un individuo es inadmisible, la persona podría calificar para perdón de inadmisibilidad sin tener que salir de los Estados Unidos.

 

En el proceso consular, el proceso de exención se suele hacer fuera de los EE.UU., a menos que el solicitante reúna los requisitos para la exención I-601A, que se suele hacer desde dentro de los EE.UU., pero con la I-601A, el solicitante sale después de los EE.UU. para acudir a su cita de visa de inmigrante en el extranjero.

 

El perdón especial I-601A fue anunciado por el USCIS el 29 de julio de 2016. Este beneficio fue para que el solicitante permanezca dentro de los EE.UU. durante la mayor parte de su caso de inmigración, sólo saliendo de los EE.UU. durante unos días para asistir a su entrevista consular en el extranjero.

De esta manera los solicitantes pueden eliminar los motivos de inadmisibilidad que les impiden obtener su residencia legal.

Solicitantes que tengan un padre o cónyuge residente legal o ciudadano estadounidense y que hayan incurrido o vayan a incurrir en motivos de inadmisibilidad. En general, un hijo no es un pariente que reúna los requisitos para el perdón I-601.

Para solicitar con éxito un perdón de Inadmisibilidad, el solicitante debe presentar pruebas al Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) de las dificultades extremas a las que se verían sometidos los familiares del solicitante en caso de deportación.

Para poder calificar para un perdón de Inadmisibilidad I-601A o I-601, el solicitante debe probar las dificultades extremas e inusuales a las que se expondría su familiar calificado si se le negara el perdón. Según el USCIS, la exención se aprobará si el solicitante aporta pruebas sólidas de que el familiar que reúne los requisitos experimentará: dificultades extremas en los Estados Unidos (si no se permite al solicitante entrar o permanecer en los Estados Unidos) o en el país de origen del solicitante (si el familiar se traslada con el solicitante fuera de los Estados Unidos). Lo mejor es poder demostrar la extrema dificultad en ambas situaciones potenciales. 

El familiar que reúne los requisitos para el perdón de inadmisibilidad no tiene por qué ser la misma persona que solicita la inmigración del solicitante a EE.UU. Por ejemplo, alguien que inmigre a EE.UU. por matrimonio con un ciudadano estadounidense podría solicitar el perdón basándose en las dificultades extremas que sufriría su padre, que es ciudadano estadounidense.

El perdón se realiza en diferentes tipos de formularios según el momento en que se necesite la exención. No todo el mundo tiene derecho o está obligado a presentar un perdón de admisibilidad I-601A. A menudo, el solicitante debe presentar un I-601 estándar y no cumple los requisitos para un I-601A. Otras veces, el solicitante puede no necesitar un perdón de inadmisibilidad y en su lugar necesita una I-212, Solicitud de permiso para volver a solicitar la admisión en los Estados Unidos después de la deportación o expulsión.

Es esencial consultar con un abogado de inmigración con experiencia para analizar cada caso y determinar qué tipo de perdón de Inadmisibilidad se necesita.

Para ciertos perdones de inadmisibilidad, se requiere que el solicitante abandone los Estados Unidos. 

Además, un perdón de admisibilidad aprobado no es una garantía de entrada en Estados Unidos. Dado que un solicitante es investigado en detalle en su entrevista en el consulado, pueden presentarse otras cuestiones de inadmisibilidad, que podrían causar otros motivos de inadmisibilidad. Si esto ocurre, el solicitante puede ser rechazado y cualquier renuncia a la inadmisibilidad presentada previamente suele quedar invalidada. En este punto, si es apto, se le pediría al solicitante que presentara un nuevo I-601 por cada motivo de inadmisibilidad. Después de que se aprueben las exenciones subsiguientes, el solicitante tendrá que programar una nueva entrevista en el consulado donde se le investigará en detalle (de nuevo) y el funcionario determinará si la persona es elegible para entrar en los Estados Unidos.

No. Los motivos de inadmisibilidad de cada solicitante son diferentes. Por lo tanto, es esencial que hable con un abogado de inmigración con experiencia que entienda las leyes de inmigración y tenga experiencia con los perdones de inadmisibilidad.

Los motivos más comunes de inadmisión (razones para denegar a alguien la admisión en Estados Unidos) son: presencia ilegal en Estados Unidos, múltiples entradas y salidas de Estados Unidos, mentir a los funcionarios de inmigración de Estados Unidos, enfermedad contagiosa, consumo de drogas, tráfico de personas, haber cometido delitos, terrorismo, violaciones de las leyes de inmigración o ser bígamo o polígamo.

Tiempo de trámite de los perdones de inadmisibilidad

El tiempo de trámite es de unos 6 a 36 meses. Una vez aprobada el perdon, suele ser necesario realizar pasos adicionales, especialmente cuando la persona solicita su visa en el extranjero a través del proceso consular.